viernes, 8 de noviembre de 2013

Seguimos con Joan Brossa. La Red/ La Xarxa

Joan Brossa ha sido, sin duda, mi mayor descubrimiento literario de este verano.
Puntualicemos: por supuesto, ya conocía el nombre de Brossa, había leído poemas suyos y también tuve la suerte de asistir a una exposición de su obra plástica en 2008. Sin embargo, ha sido este verano cuando he encontrado la ocasión de leer más detenidamente a este autor, y he quedado fascinada por su teatro. 

Lo que viene a continuación es una mini reseña sobre su obra La red, que puede leerse en el libro Teatro Brossa de la editorial Ñaque, y que escribí para el blog de esta editorial.

La red (La xarxa)
1953
La imagen del tiempo circular, de la historia que se repite una y otra vez, es un tema que no sólo ha impregnado la literatura, sino que se ha visto reflejado en la vida misma. Valiéndose de esta metáfora, y llevado por su pasión por el Romanticismo y la ópera Wagneriana, Joan Brossa recrea en La red su particular visión de la trágica leyenda de Tristán e Isolda.
 
El tiempo pasa incluso para Cornualles, que ha dejado es el esplendoroso reino medieval de Sir Marke y ha pasado a convertirse un núcleo urbano. Los valientes caballeros han cambiado la espada por una jornada laboral de ocho horas en empresas o fábricas. Pero ello no quiere decir que Cornualles no pueda volver a ser un escenario ideal para los amores prohibidos. Y así, de nuevo, sustituyendo el palacio por un modesto piso y los bosques por calles atestadas de tráfico, la pasión entre Tristán e Isolda se desencadena nuevamente sin que nadie pueda impedirlo.


La red es una obra escrita bajo los preceptos del drama experimental, con notables dosis del teatro del absurdo. A través de esta reactualización de la leyenda, Brossa ejemplifica en este trágico romance un conflicto de intereses. Así, se desarrolla un enfrentamiento entre los personajes de la MADRE y MARCOS (partidarios del matrimonio concertado), y TRISTÁN e ISOLDA (que se enfrentan a ellos para poder vivir su amor). Este conflicto no sólo se evidencia en los deseos que cada personaje manifiesta, sino también en sus conversaciones; de este modo, cuando Isolda y Marcos conversan no son capaces de entenderse el uno con el otro; sólo se establece una verdadera comunicación entre la pareja protagonista: Tristán e Isolda, pues sus corazones y sus deseos apuntan a una misma dirección.
 
Y como telón de fondo, una guerra, una lucha de clases, el símbolo de un cambio que se cierne sobre los personajes. En un primer plano, Tristán e Isolda se yerguen como cabecillas de esta lucha, en su enfrentamiento con Marcos y la Madre, en su deseo por cambiar el orden establecido y que ellos no quieren para sus vidas.

La red se representó por primera vez en 1954, de manera clandestina, en el domicilio particular del doctor Obiols i Vié. No volvió oficialmente a cobrar vida en un escenario hasta febrero de 2005, en el Espai Escènics Joan Brossa, bajo la dirección de Josep Maria Mestres y con una extraordinaria Sílvia Bel en el papel de Isolda.

Blanca León González
(Artículo escrito originalmente para: elblogdenaque.blogspot.com)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...